Cómo el marketing de contenidos mejorará tus campañas de marketing

Muchas empresas de marketing parecen estar atrapadas en un bucle interminable, siguiendo las necesidades de contenido / experiencia y cualquier acción de content marketing que les permitan maximizar cada experiencia satisfactoria del viaje del cliente a través de la tecnología.

Y debido a los acontecimientos de este último año, es normal ver numerosas soluciones tecnológicas que administran datos, habilitan la información y evalúan el uso de exactamente el mismo contenido en varias secciones del recorrido del consumidor.

Business presentation
Business presentation

Sin embargo, en el marketing B2B actual, por ejemplo, la estrategia de generación de clientes potenciales se centra en experiencias de contenido personalizado que generan confianza durante un viaje de compra largo y complejo. Por otro lado, Los medios digitales de pago están motivados por el deseo de destacar fomentando una mayor diferenciación en el material de liderazgo intelectual y menos llamadas a la acción de compra inmediata.

Debido a esto marketing B2B se está volviendo hiperconcentrado en dirigir contenido personalizado a cuentas individuales. Los equipos de relaciones públicas, influencers y analistas se centran en cultivar la cobertura ganada de puntos de vista diferenciadores en una variedad de plataformas digitales.

Pero no hay que olvidar que cuando estas actividades no funcionan bien, es porque son habilidades aisladas. Los equipos intentan resolver cada paso del viaje del cliente en lugar de vincularlo en su totalidad. Cuando funcionan bien, se debe a una estrategia de contenido estratégico coherente y vinculada que crea valor para los consumidores en su viaje. En otras palabras, el enfoque de marketing integrado de hoy comienza con una gran estrategia de contenido. Si podemos llegar a un enfoque de marketing de contenido simple y estratégico, podríamos estar en el centro de una estrategia de marketing central e integrada.

Caso ejemplo – El salto a un mundo digital

Analicemos un caso de ejemplo, consideremos una empresa que se en encuentra en la transición de un modelo de negocio predominantemente basado en eventos e impulsado por ventas consultivas (por ejemplo, teléfono) a un contenido digital y una estrategia de marca. anteriormente, incursionó en campañas de marca enfocada directamente al consumidor y funcionó bastante bien.

El problema principal es que, tradicionalmente, cualquier marketing (incluido el digital) lo realizaban los equipos de gestión de productos. Estos últimos construyen folletos; Presentaciones de PowerPoint; libros blancos densos y de orientación técnica; y plantillas de Excel. Todo este contenido debía presentarse en persona, en una conferencia, en una cena o por correo electrónico. pero lamentablemente los canales tradicionales se ven limitados cada vez más últimamente.

El content Marketing es la pieza angular de cualquier campaña de marketing.
Video conference

Ahora las presentaciones son seminarios web. estos ofrecen un espectáculo fresco en primera persona, presentaciones realizadas a través del ordenador por plataformas de videollamadas como Zoom, Meet de Google o Microsoft team. Estas son nuevas fuentes de conocimiento, ¿eh? Sí, un sistema de entrega de valor más fuerte que el correo electrónico.

En lugar de intentar desarmar la organización, la empresa debería comenzar su campaña de marketing integrado con un enfoque centrado en los objetivos y en su historia. El equipo a cargo debería mapear el desempeño anticipado de cada plataforma impulsada por contenido con los objetivos comerciales generales de la división.

Por ejemplo, el sitio web actual se ha convertido en un motor de desarrollo de la confianza y de nutrición de los líderes. Esta reúne clientes potenciales de alto nivel de iniciativas, actividades de marketing directo y puntos de venta líderes en el pensamiento (Es una revista digital) y, a su vez, enriquece los datos de estas campañas.

Todas las promociones están etiquetadas (con fines de atribución), pero, según el contenido consumido, los programas de soporte y los equipos de ventas pueden incluir diferentes productos y servicios. Cuando se encuentran nuevas audiencias, las personas se orquestan a otros canales de contenido, que son manejados por otras funciones comerciales.

El objetivo no es tener más páginas de aterrizaje, micrositios, promociones únicas o clientes potenciales y que todas estas se agrupen en hojas de cálculo de Excel.

La nueva iniciativa debería convertir el conocimiento en liderazgo intelectual (Por ejemplo una revista digital recién lanzada) se convirtió en una fuente de estrategia basada en historias. La historia tiene lugar en un sitio web rediseñado (que coincide con los esfuerzos recientes de marca directa al consumidor). La revista digital actúa como un centro de gravedad y un punto focal para dirigir a varias audiencias tan pronto como se convierten en suscriptores.

Al final del día, el gerente de producto deberá crear un plan de marketing para el siguiente año con cuatro propósitos orientados consistentes con esta estrategia de contenido. Cada campaña debe incluir lo siguiente:

Crece el proceso , Incrementar el valor de inversión durante el proceso, Aumenta la velocidad de cada etapa del proceso, e incrementa la importancia de los clientes actuales en cada etapa del proceso.

Sobre la base de estas cuatro razones, se crearán jugadas interconectadas y sistemáticas para determinar dónde conducen las llamadas de acción, cómo se aplican las métricas y cómo se usa el material. Por supuesto, hay mucho más, pero espero que se haga una idea.

Lo fascinante es la facilidad con la que esta base material y basada en historias se unió para el negocio de servicios financieros. En lugar de comenzar con cómo la empresa puede ser más inteligente para vender las ventajas y los beneficios de los bienes, los comercializadores de productos comienzan vendiendo un punto de vista integrado y diferenciado en el que sus productos son la respuesta obvia.

Por supuesto, la ejecución lo es todo, y veremos cómo va a suceder todo esto durante el resto de este año y en 2021. Sin embargo, no hay que olvidar que la estrategia de contenidos es la piedra angular.

Tal vez no se trate de cómo podemos convertir nuestras actividades de ventas en programas de contenido. Una nueva oportunidad que radica en comenzar con el contenido y habilitar materiales de venta para complementar la venta de nuestra historia diferenciada.

«En el nuevo marketing, el contenido es el rey, pero la interacción con este es la reina.».

— Irving Picoy, CSO Kreloo Digital

ENTRADA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Crece X10 tu tráfico

Compártenos tus datos

Nos pondremos en contacto a la brevedad para ayudarte a definir la mejor estrategia para tu negocio.

+ Estrategia Digital